Evangelio 32 del tiempo ordinario (10-11-19)

 

Cuando aún tenemos muy reciente la fiesta de todos los Santos y la conmemoración de los difuntos, el evangelio de este domingo nos habla de vida y de muerte. De vida plena y para siempre después de esta vida. Nuestro Dios es un Dios de vida, es el Dios de los que están vivos, aunque hayan muerto. ¿Cómo creemos y vivimos esto en nuestro día a día?...

 

Haz clic en este enlace para continuar leyendo.