Evangelio del 1er Domingo del Tiempo Ordinario – 13 de enero de 2019

 

Retomamos nuestro proyecto de la Buena Noticia en este domingo del Bautismo de Jesús. El evangelio de hoy nos dice que Jesús, al que acabamos de contemplar en Belén, el hijo de María, es el Hijo Amado del Padre.

 

Ser hijos e hijas amadas es nuestra vocación fundamental. Es la realidad que celebramos en nuestro bautismo.


Ojalá, al leer o escuchar el evangelio de hoy, sintamos una sacudida y nos demos por aludidos. Ojalá el Espíritu Santo nos ayude a comprender que somos hijos e hijas, no siervos; y que hemos sido gratuitamente salvados.
   

 

Haz clic en este enlace para continuar leyendo.