El Museo de la Biblioteca combina una exposición permanente con otros espacios destinados a exposiciones temporales y talleres con el fin de preservar, difundir y transmitir el patrimonio bibliográfico nacional a las generaciones venideras.

 

Durante el recorrido por las distintas salas se nos ha informado de que el origen de nuestra Biblioteca parte de la colección real de Felipe V (1711).

 

A continuación nos han explicado el quehacer cotidiano de la BNE, desde que ingresa un libro hasta su puesta a disposición de los lectores y, por supuesto, la digitalización de muchos fondos para su consulta a través de la página web de la Biblioteca.

 

Posteriormente hemos visto la evolución de los distintos sistemas de escritura, desde la cuneiforme pasando por los pictogramas a los alfabetos y los distintos soportes en los que se escribía: huesos, arcilla, papiro, pergamino y papel.

 

Desde la Alta Edad Media hasta finales del siglo xx, la difusión y transmisión del saber han estado ligadas a los libros. Por esto, como fin de la visita, se nos han mostrado ejemplares facsímiles de las obras más emblemáticas de la BNE como los libros manuscritos Códice de Metz, Poema del Mio Cid, Hypnerotomachia Poliphili en edición incunable o el Quijote.

 

Ha sido una actividad muy interesante e ilustrativa que servirá para que los alumnos pongan en valor nuestro patrimonio cultural