Las Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor (FMMDP) fueron las primeras continuadoras del carisma de María Ana. Ellas fueron testigo de la entrega de nuestra fundadora hacia los más necesitados y supieron seguir su ejemplo y formar aquella primera comunidad  para educar, cuidar y amar.

 

Hoy, en pleno siglo XXI, Sofía Quintáns, nos cuenta su experiencia como hermana de nuestra congregación (FMMDP)  y parte de nuestra familia. Muy lejos de su Vilagarcía natal, su opción de vida fue ser misionera e ir allá donde más la necesitaban. Primero fue en Angola, donde se encontró con gente que sufría hambre, enfermedades, injusticia social… Ahora en Brasil ayuda a los refugiados venezolanos que pasan la frontera huyendo de la situación de su país de origen. Personas que llegan “con una mochila cargada de mucho sufrimiento y dolor. Personas muy vulnerables, sobre todo los niños.”

 

Sofía sintió su vocación desde pequeña, fue en su casa, en su familia, donde conoció a Jesús de Nazaret y a San Francisco de Asís. Ella nos lo cuenta en este vídeo y nos transmite sus inquietudes y sus deseos para esta gran familia carismática de Franciscanas Ana Mogas.

https://youtu.be/0-pvdkQnRZ0 

¡Ven a conocernos!

Nos pondremos en contacto contigo para concertar una visita